UNA GRAN FAMILIA QUE QUIERE Y SE PREOCUPA POR LOS SUYOS. PORQUE SÍ, PORQUE SOMOS ASÍ.

UNA GRAN FAMILIA QUE QUIERE Y SE PREOCUPA POR LOS SUYOS. PORQUE SÍ, PORQUE SOMOS ASÍ.

Garden Not Common es el programa que pone cara a toda la trayectoria en materia de sostenibilidad que, desde Garden Hotels, llevamos desempeñando prácticamente desde nuestros inicios. Desde entonces, allá por el año 1986, hemos establecido unos valores sólidos basados en la innovación, la hospitalidad, el compromiso, la ilusión, la confianza, la calidad y, por supuesto, la sostenibilidad. Fuimos pioneros en el ámbito de la economía circular casi sin saberlo, llevando a la práctica determinadas acciones orientadas a cuidar de nuestra tierra y de nuestra gente.

El primer paso fue convertirse en la primera cadena hotelera en llevar a la práctica una acción que a día de hoy puede parecer hasta evidente: convertir los residuos orgánicos generados en nuestros establecimientos en compost ecológico y, de esta manera, cerrar el círculo de la economía circular produciendo fertilizante a la vez que fomentando la agricultura ecológica en las Islas Baleares.

Este fue el primer paso de tantos otros y de todos lo que quedan en este emocionante camino hacia la sostenibilidad medioambiental.

Así nace Garden Not Common, acciones no comunes de una compañía diferente.

NUESTRO COMPROMISO ES REAL: ACCIONES REALES CON UN IMPACTO REAL

Nº1
Realizar compost ecológico de manera autosuficiente y rentable para su uso.

Nº2
Revitalizar la agricultura ecológica y la economía local.

Nº3
Visibilizar las buenas prácticas y acciones de las cadenas hoteleras y asociaciones al resto de la sociedad.

Nº4
Involucrar a empresas de ámbito social en el proyecto.

Nº5
Disminuir los costes medioambientales y de transporte.

Nº6
Reducir la huella de carbono en el transporte de la materia orgánica y de la poda.

Nº7
Crear alianzas con diferentes sectores (agrario, hotelero y municipal).

NUESTRO COMPROMISO ES REAL: ACCIONES REALES CON UN IMPACTO REAL

Nº1
Realizar compost ecológico de manera autosuficiente y rentable para su uso.

Nº2
Revitalizar la agricultura ecológica y la economía local.

Nº3
Visibilizar las buenas prácticas y acciones de las cadenas hoteleras y asociaciones al resto de la sociedad.

Nº4
Involucrar a empresas de ámbito social en el proyecto.

Nº5
Disminuir los costes medioambientales y de transporte.

Nº6
Reducir la huella de carbono en el transporte de la materia orgánica y de la poda.

Nº7
Crear alianzas con diferentes sectores (agrario, hotelero y municipal).

ECONOMÍA CIRCULAR. LO LLEVAMOS EN LAS VENAS

Miquel Ramis Puigrós, fundador de Garden Hotels, ha estado siempre vinculado con la agricultura mallorquina y el denominado kilómetro cero. Su puesto de responsabilidad no lo alejó nunca de lo verdaderamente importante: la tierra y la familia. No ha dejado nunca de visitar sus fincas, de sembrar en su huerto las verduras y hortalizas de cada temporada y, por descontado, de practicar la economía circular más tradicional.

“Amar la tierra, defender nuestro producto local, su sabor y temporalidad es imprescindible para que aquellos que vienen a visitarnos también lo hagan y así puedan entender por qué somos lo que somos.”

PRIMER CONTACTO CON LOS PRODUCTORES AGRARIOS

En el año 2014 y con el objetivo de ofrecer a los clientes productos ecológicos y de kilómetro cero contactamos con los productores agrarios locales. En aquel momento nos dimos cuenta de la falta de compuesto ecológico que existía en Baleares. Dentro del contexto actual de impulsar la economía circular surgió la idea de empezar esta gran aventura.

Durante todo el proceso de este reto, y para la materialización del proyecto, hemos contado con la colaboración de varias asociaciones o empresas, tales como Apaema, Sa Teulera, Estel de Llevant, entre otros, además de contar con el asesoramiento profesional de un maestro compostador.

PRIMER CONTACTO CON LOS PRODUCTORES AGRARIOS

En el año 2014 y con el objetivo de ofrecer a los clientes productos ecológicos y de kilómetro cero contactamos con los productores agrarios locales. En aquel momento nos dimos cuenta de la falta de compuesto ecológico que existía en Baleares. Dentro del contexto actual de impulsar la economía circular surgió la idea de empezar esta gran aventura.

Durante todo el proceso de este reto, y para la materialización del proyecto, hemos contado con la colaboración de varias asociaciones o empresas, tales como Apaema, Sa Teulera, Estel de Llevant, entre otros, además de contar con el asesoramiento profesional de un maestro compostador.